Comunicado Público- Ante las Violaciones de los derechos humanos, laborales, sindicales de las trabajadoras/es en la agroindustria y los Femicidios en Honduras

La Federación de Sindicatos de Trabajadores/as de la Agroindustria FESTAGRO, la Red de Mujeres contra la Violencia de Choluteca y la Coordinadora Latinoamericana de Sindicatos Bananeros Agroindustria COLSIBA a la comunidad nacional e internacional compartimos nuestra preocupación  ante el ascenso de la violencia indiscriminada contra las mujeres defensoras de derechos humanos laborales y ambientales y la ausencia reiterada de la respuesta del Estado de Honduras para prevenir, investigar y penalizar los casos de femicidios.

Un femicidios se define como el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer, que generalmente va acompañado de violencia extrema. Más de 240 mujeres fueron asesinadas en Honduras en el 2017 y esta epidemia de muertes parece no encontrar una solución y organizaciones que velan por los derechos de las mujeres lamentan que el 95 por ciento de los crímenes queden en la impunidad.

Un informe reciente del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, da cuenta que en los últimos 15 años y medio, existe un saldo aproximado de 5 mil 600 muertes violentas de mujeres, cuyos crímenes se mantienen en la impunidad en más del 90 % de los casos.

Pese a que el nuevo Código Penal contiene nuevas figuras delictivas, en el caso de la muerte de mujeres, diversos sectores de la sociedad alegan que el flagelo no se debe a la carencia de leyes, y sí a la falta de investigación de los entes encargados.

La situación de criminalidad e impunidad que se vive en estos momentos en Honduras, podría ser utilizada como pantalla ante cualquier atentado contra una mujer defensora de sus derechos.

La violaciones de los derechos laborales y sindicales, de lo que son objeto las mujeres en la agroindustria van desde el no pago del salario mínimo, no se les dan vacaciones, no se les paga sus treceavo y catorceavo mes, no tienen seguridad social y se jubilan sin una pensión que por derecho deberían tenerla, si salen embarazadas se les despide y se atenta contra su salud, incluso van a trabajar sin cumplir su descanso de maternidad, debido a la no prevención de químicos que se utilizan, muchas mujeres han sido intoxicadas en reiteradas ocasiones en el rubro de la agricultura.

Exigimos al Gobierno que se esclarezca los asesinatos de las mujeres, instando a las instituciones competentes a realizar todas las acciones que sean necesarias a efecto de lograr deducir las responsabilidades correspondientes, que no sea una más, que quede en la impunidad.

Que el ministerio de trabajo haga cumplir las leyes laborales y sancione aquellas empresas explotadoras que violan de forma constante estas leyes, finalmente exhortamos a los sindicatos, federaciones y centrales obreras a denunciar todos estos vejámenes a los que nos vemos sometidos las mujeres de Honduras, ante los organismos internacionales.

Choluteca 8 de Marzo 2018

NI UNA MÁS

BASTA DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

QUEREMOS PRODUCCION SIN EXPLOTACIÓN