Honduras, nuevamente señalada por la OIT, por violaciones laborales y los derechos humanos

El lunes 4 de junio en el marco de la 107 Conferencia de la OIT, la Comisión de Normas señalo fuertemente al estado de Honduras, por graves violaciones a los derechos humanos y la falta de protección a defensores de estos derechos, la falta de investigación e informes en más de 20 asesinatos de maestros, dirigentes indígenas, sindicales, ambientalistas y campesinos.

La negligencia del estado se vio reflejada en el informe de la Comisión de Expertos de la OIT, con doble pie de página lo que significa que la situación laboral en Honduras en grave, sumado a la situación de derechos humanos, el estado de Honduras a través de la Secretaria de Trabajo y Seguridad Social STSS, no ha podido cumplir con sus funciones de proteger a los trabajadores en materia laboral.

La comisión, insta al estado a brindar de forma inmediata y efectiva a todos los dirigentes y afiliados, que se encuentren amenazados y de esta forma que se garantice su integridad física.

Esto ha generado que el caudal de violaciones la lleve a ser sancionada con la llegada al país de una Misión de Contacto Directo antes de la próxima Conferencia, así mismo que haga uso de la Asistencia Técnica, para las reformas a artículos del Código de Trabajo que la OIT ha recomendado para estar en equilibrio con el convenio 87.

Llamo la atención de que el gobierno no pudo desvirtuar tanto los señalamientos de la Comisión de Expertos como las acusaciones de los trabajadores en materia de desprotección, tampoco pudo rendir un informe sobre las acusaciones de violar el Estatuto del Docente, al negar a los maestros sus respectivos aumentos así como la intromisión al recortar e intervenir en las cuotas de los colegios magisteriales.

La decisión de la Comisión de Normas sobre lo fuerte de sus sanciones, se debió no solamente por la débil defensa del estado hondureño sino, a los múltiples señalamientos de trabajadores empleadores y algunos gobiernos que le recomendaron mejorar su sistema de protección ante la escalada criminal contra dirigentes.

Aunque el estado señalo involucramiento político en las acusaciones y trata de deformar los señalamientos de la Comisión de Normas, al tratar de hacer ver una mera situación de reformas laborales liada entre obreros y empleadores, asume riegos de denuncias en el plano internación de las centrales sindicales internacionales.