Fair Trade USA denunciada en 107 Conferencia de la OIT

La OIT celebro entre junio y mayo del presente año, su 107 conferencia en la ciudad de Ginebra Suiza, en ella 24 países de 5 continentes fueron señalados fuertemente por violaciones laborales y derechos humanos de los diferentes convenios de la OIT, 5 de estos países estaban señalados con doble pie de página, lo que significa que las violación son graves.

Uno de estos 5 países es Honduras y el informe de la Comisión de Expertos, señala fuertemente el asesinato de una veintena de dirigentes sindicales, campesinos y magisteriales, casos que se encuentran actualmente en la impunidad, también fue señalada por diferentes y significativas violaciones al Convenio 87 sobre Libertad Sindical y la Protección del Derechos de Sindicación, firmada en 1948 y ratificada en 1956 por el gobierno de Honduras, a esta violación de derechos humanos le sigue una larga lista de derechos laborales como, negación a la Negociación Colectiva, negación a la Libertad Sindical e intromisión del estado en el accionar de las organizaciones sindicales y magisteriales.

Más de 30 participaciones sobre este caso de países, empresarios y trabajadores, dejaron entre ver la crisis que enfrenta este país principalmente en materia de Derechos Humanos, sin embargo y en forma particular escuchamos la manifestación de Bryan Finnegan, representante de los trabajadores de Estados Unidos de la central sindical AFL-CIO quien expreso “Que actores internacionales tales como Fair Trade Estados Unidos certifican falsamente que empresas transnacionales cumplen con las normas del trabajo, cuando en realidad lo que generan son decenas de violaciones laborales, algunas de las cuales muy recientemente”.

Estas declaraciones, son producto de las recientes denuncias a nivel internacional que ha venido realizando el Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS) contra la empresa Fyffes, ante los diferentes casos de persecución sindical, negación a la Contratación Colectiva y obstrucción a la creación de sindicatos, todos esto con un claro apoyo del Ministerio de Trabajo. El Movimiento Sindical internacional en su participación sobre el caso de Honduras y el convenio 87, mostro un repudio general a la falta de protección del estado en materia de derechos humanos y derechos laborales, situación que llevo a la comisión de normas a condenar al estado de Honduras.

Esto es un claro indicativo que a pesar de la privatización que vienen realizando las certificadoras Comercio Justo al agregar los convenios de la OIT a sus normas, lo que hacen es generar aun mas impunidad a las violaciones laborales en los países del tercer mundo.