Honduras: Una exigencia justa, legal y urgente

Los y las trabajadoras de las empresas Agromeza y Agroguay que pertenecen al Grupo Jaremar afiliados/as al STAS han venido reclamando durante más de 9 meses se reconozca el derecho a la libertad sindical y que los administradores de estas empresas se sienten a negociar los pliegos de peticiones presentados en estas dos empresas a través de la Secretaria de Trabajo en tiempo y forma como lo estipula la legislación nacional.

Los y las compañeras han redactado diferentes reclamos por escrito que dichos administradores se han negado a recibir y por ende no le dan soluciones a los problemas, esta justa lucha ha llevado a los sindicalistas a hacer su lucha más visible y se lo han dejado saber a dichas administraciones a través de camisetas que alusivas con un mensaje claro “Exigimos negociación colectiva con el STAS”.

Además de ser una lucha enmarcada en las legislaciones nacionales e internacionales es urgente que se dé una Negociación Colectiva por primera vez en estas empresas y en el rubro de la palma, urgente por las condiciones de los y las trabajadoras han sido deplorables siempre, corren riesgos extremos en sus labores y según denuncias han existido accidentes de trabajo fatales, todo esto sin ningún tipo de garantía para el o la obrera ni su familia.

Debido a los obstáculos mostrados por la Secretaria de Trabajo y Seguridad Social en Tegucigalpa a los avances de los procesos legales llevados a cabo por el STAS, trabajadores y trabajadoras denuncias que la empresa está promocionando dos SINDICATOS PATRONALES para tener el control de los derechos laborales de ellos y que a `pesar de esas intenciones antisindicales de las empresas no renunciaran a su unidad y seguirán luchando por una negociación colectiva justa con el STAS, ya que esa lucha es la que los ha llevado a hacer que se les respeten algunos derechos.