Melones hondureños: Trabajadoras sin derechos

El Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS) calificó de “gravísima” la decisión tomada recientemente por la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social (STSS), de resolver que todo trabajador temporal no tiene derecho a las prestaciones sociales, ni a los beneficios de la seguridad social, ni a organizarse.

La decisión de las autoridades del Trabajo fue acompañada por otras dos resoluciones administrativas, que afectan gravemente la dignidad de las trabajadoras de las meloneras propiedad de Fyffes/Sumitomo en el sur de Honduras.

No sólo decidieron despojar a miles de trabajadoras de sus derechos, sino que decretaron la ilegalidad de nuestras subseccionales, al tiempo que aprobaron la personería jurídica de dos sindicatos patronales”, dijo a La RelTomás Membreño, presidente del STAS.

“Una vez más nos vemos en la necesidad de denunciar la colusión entre autoridades y empresarios, así como la violación de los derechos laborales y sindicales que son garantizados por la legislación nacional y los convenios internacionales”, agregó Membreño.

Por las reiteradas denuncias de violación de los derechos laborales y sindicales en las plantaciones de melones y piñas de Honduras y Costa Rica, la trasnacional irlandesa Fyffes, recientemente adquirida por el coloso japonés Sumitomo, fue suspendida de la membresía de la Iniciativa de Comercio Ético (ETI).

En el caso de Honduras, sus subsidiarias1 se han negado a reconocer la legitimidad de las subseccionales del STAS, y han venido hostigando sistemáticamente a las trabajadoras afiladas, dentro y fuera de las fincas meloneras.

Entre las principales violaciones denunciadas nacional e internacionalmente por el STASFestagro2 y la Rel-UITA, destacan las extenuantes jornadas de trabajo, el no pago del salario mínimo ni de las horas extra y las vacaciones proporcionales, así como la falta de acumulación de antigüedad y de cotización a la seguridad social.

Asimismo, señalan las malas condiciones higiénicas y de seguridad, reiterados casos de intoxicación, el despido de trabajadoras por estar embarazadas y la creación de “listas negras”.

Ningún sindicato clasista, ningún derecho

En cuanto a los sindicatos patronales (Sitrasuragroh y Sitramelexsa), el presidente del STAS aseguró que se trata de organizaciones impulsadas por el personal administrativo de las dos subsidiarias.

“Es todo personal de confianza. El único objetivo es aparentar que en las plantaciones se respetan los derechos, y así debilitar la campaña internacional.

Se está sentando un precedente muy peligroso para las y los trabajadores temporales de todos los sectores.

Por un lado -continuó Membreño- se les niegan las prestaciones sociales y la seguridad social, por el otro se les cercena el derecho a la libertad de asociación y negociación colectiva”, aseveró.

Para contrarrestar esta nueva arremetida, el STAS, a través de su apoderado legal, interpuso recurso ante la Corte Suprema de Justicia. Lo mismo hará ante instancias internacionales.

Además, en los días pasados llegó a la zona una delegación internacional, para recoger informaciones y datos que serán incluidos en un informe que se presentará en la mesa de diálogo.

Estamos muy preocupados por la vulneración de derechos que esta decisión de las autoridades del trabajo va a originar. No nos queda otra que enfrentar la situación y dar la batalla”, concluyó Membreño.


En Managua, Giorgio Trucchi

1 Sur Agrícola de Honduras (Suragroh) y Melón Export S.A. (Melexsa)
2 Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Agroindustria

 

Trabajadoras sin derechos