“Indigna ver como tratan a nuestro pueblo”

Con Ahrax Mayorga asesor del STAS

“Indigna ver como tratan a nuestro pueblo”

Ahrax Mayorga tiene 29 años, los últimos 7 trabajando con el movimiento sindical. Es secretario de Comunicación de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Agroindustria (Festagro) y asesor de nuestra afiliada Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS). Simpático, militante, forma parte de una juventud movilizada que pretende ampliar la discusión y generación de alternativas ante el descalabro de un gobierno ilegítimo y antipopular.

“En mi juventud he hecho un poco de todo. Antes de comenzar a colaborar con Festagro trabajaba haciendo mapeos de tiendas y pulperías (pequeñas ventas) para los repartidores de una empresa de carne.

Conocía a Germán Zepeda, en aquel tiempo secretario general de la federación, porque su familia vivía cerca de mi casa. Nos pusimos a platicar y me dijo que estaban buscando jóvenes que se metieran al trabajo sindical. Acababa de renunciar a mi trabajo y decidí involucrarme.

A medida que fui aprendiendo cosas, me apasioné y me di cuenta que el trabajo sindical era lo mío. Más que un tema de empleo y salario se ha convertido en una vocación.

Poquito a poco fui adquiriendo más capacidades, conocimiento, en especial en el tema de los derechos laborales y sindicales en el sector de la agroindustria.

-Tomaste conocimiento, por ejemplo, de las inhumanas condiciones de labor en las meloneras del sur. ¿Trágico, verdad?
-Ir a Choluteca y ver las condiciones en que viven estas familias es muy triste. Yo vengo de una familia pobre, pero nunca vi tanta pobreza como cuando me reúno con trabajadores y trabajadoras de las meloneras de Fyffes/Sumitomo (Sol Group Marketing).

-¿Y la situación con Fyffes…?
-La trasnacional continúa con su estrategia: desconoce nuestra organización, impulsa sindicatos patronales, cercena derechos y amedrenta al personal. Mantiene a las personas en la pobreza y las explota lo más que pueda para satisfacer sus propios intereses.

-La vulnerabilidad de las condiciones de labor comporta consecuencias negativas para la salud de las trabajadoras que son mayoría.
-Así es. Durante nuestros viajes al sur nos dimos cuenta de eso. Hay muchas mujeres enfermas y estamos viendo que hay factores que indican que existe una relación directa entre las enfermedades y el trabajo en las meloneras.

Lo más preocupante es que como no se cotizó a la seguridad social (IHSS), algo que reclamamos a la compañía, no tienen acceso a servicios de salud. Así que dejan el trabajo y se quedan en la casa, muchas tratando de aliviar el dolor con hierbas o rezando.

Es el caso de la compañera Petrona Díaz, de 54 años, que acaba de fallecer por ulcera. Deja una hija de 23 años. La familia está denunciando que su muerte se debería al contacto continuado con agrotóxicos.

Petrona trabajó casi 20 años en las meloneras y fue una compañera muy comprometida con el sindicato. Se enfermó hace unos meses y tuvo que abandonar el trabajo. Jamás cotizó al seguro y falleció porque no pudo curarse.

Es una vergüenza. La empresa tenía la obligación de inscribirla en el IHSS y el Estado está obligado a velar para que se cumplan las leyes.

Honduras en lista negra

-Honduras ingresó a la lista negra de la OIT por incumplir normativas laborales.
-Había una cantidad enorme de pruebas de ello, entre otras, las violaciones a los derechos laborales y sindicales en las plantaciones meloneras.

Nos sentimos avergonzados por este gobierno que tenemos y una de las maneras para que algo cambie es la denuncia internacional.

La situación va empeorando cada día más y esto genera un sentido de impotencia y enojo al mismo tiempo.

-La secretaria general de la UITA, Sue Longley, abordó la problemática en Honduras y específicamente en las meloneras en la reciente 108° Conferencia de la OIT…
-El impacto que tuvo la denuncia que interpusimos ante la OIT sobre el caso de Fyffes se debe en gran parte al apoyo que tuvimos de la UITA y su Regional Latinomericana.

Es también gracias a la UITA que países como GuatemalaEspañaColombiaArgentina y otros apoyaron la denuncia contra el Estado de Honduras por violentar derechos laborales y sindicales.

-Felicitamos al STAS por el trabajo que está desarrollando con las compañeras de las meloneras.
-Indigna ver cómo estas empresas transnacionales tan poderosas tratan y abusan de nuestro pueblo. Indigna también ver como el Estado niega justicia a pesar de tantas evidencias.

“Indigna ver como tratan a nuestro pueblo”


En Tegucigalpa, Gerardo Iglesias