El SITRABI sigue fuerte y unido

Nuevo convenio con Bandegua garantiza estabilidad laboral
20151126_Noe610Hace aproximadamente seis meses, el Sindicato de Trabajadores Bananeros de Izabal (Sitrabi) y la Compañía de Desarrollo Bananero de Guatemala (Bandegua) firmaron un nuevo Convenio Colectivo. Además de mejorar las condiciones económicas y sociales de miles de trabajadores bananeros, el acuerdo asegura su estabilidad laboral.
En conversación con La Rel, el secretario general del Sitrabi, Noé Ramírez, dijo que la negociación con  la subsidiaria de Del Monte Foods en Guatemala concluyó de manera satisfactoria.
Entre los principales resultados alcanzados, Ramírez señaló el aumento generalizado del 17,5 por ciento de los salarios en 8 fincas bananeras de Bandegua S.A., así como el apoyo de la empresa -por un monto de 250 mil quetzales (33 mil dólares)- para ejecutar obras de drenaje en un lote adquirido para la construcción de viviendas para los trabajadores.El nuevo convenio tendrá una vigencia de tres años y vencerá en 2018.

“Los trabajadores están contentos. Hemos logrado un buen acuerdo que nos garantiza mejores condiciones económicas y sociales, y la estabilidad laboral para miles de trabajadores”, dijo Ramírez.

Cierre de fincas
Se garantizó pago de prestaciones
El dirigente sindical señaló también que, en julio pasado, las empresas Fruteras del Motagua y Chapters S.A. decidieron el cierre de las fincas Primavera y Carolina, ubicadas en el ramal de Bobos y Panchoy, municipio de Morales.Ambas fincas son propiedad de Bandegua S.A., pero administradas por estas dos sociedades de capital nacional que venden su producción a la transnacional frutera norteamericana.

Esta decisión provocó el despido de unos 500 trabajadores, 300 de los cuales afiliados al Sitrabi.

Después de un largo conflicto, que se prolongó por casi de tres meses por la renuencia de las empresas a pagar las indemnizaciones y prestaciones laborales a los trabajadores despedidos, así como las cuotas sindicales y las cotizaciones a la seguridad social adeudadas desde el año 2010, las partes alcanzaron un acuerdo con la mediación de las autoridades del trabajo.

Pese al impacto negativo en términos de afiliación, el Sitrabi está convencido que esta lamentable situación vino a fortalecer y a unir aún más al Sindicato.

“Lamentablemente no se pudo revertir una situación que deja a cientos de trabajadores en el desempleo. Sin embargo, no permitimos que las empresas evadieran sus responsabilidades.

No fue una negociación fácil, pero al final logramos que se respetaran los derechos de nuestros afiliados”, concluyó Ramírez.

El Sitrabi cuenta actualmente con unos 2.700 afiliados.

—-
Fuente: Rel-UITA

Leave a Reply